Luís era un niño que trajeron al hogar de acogida que el HOGAR DE LA LUZ tiene en puerto Maldonado en la región de Tambopata en pleno corazón de la selva amazónica del Perú. Según la directora de DEMUNA, la institución de protección del niño en la República peruana, y la policía, había recibido malos tratos.

Una profunda herida infectada cruzaba toda su frente, se le podía ver el cráneo. Le habían dado un fuerte golpe para que trabajara más en el campo. La mujer que años atrás lo encontró abandonado en la selva se lo había hecho.

¿Y cómo te llamas?, le pregunté.
Luis, señor.
¿Y cuáles son tus apellidos?.
No lo sé.
¿Y tus papás?
No sé, no me acuerdo de ellos.
¿Cuántos años tienes?.
Creo que cinco, eso es lo que me han dicho.


En su rostro se reflejaba la profunda frustración de un niño dolido, maltratado, apaleado y explotado sin saber por qué, pero creyendo sin comprenderlo que su situación era normal.

Por momentos daba la impresión de ser un gigante derrumbado, cuando todavía le quedaba mucho tiempo para dejar de ser niño.

Al llegar al Hospital, primero tuvimos que pagar para que le atendieran, es algo "normal" en la región. Después de dos días hospitalizado Luisito fue dado de alta con su herida cosida y desinfectada. Cuando llegó a la casa de acogida del Hogar de la Luz, le dije:
Luis, ya no te maltratarán más, nosotros te queremos y cuidaremos de ti. Dame un beso.

Luisito me miró con una extraña extrañeza y respondió: ¿QUÉ ES ESO SEÑOR?. Es indecible lo que sentí en esos momentos, pero intentaré explicar mi reacción. Acerqué mis labios a su mejilla, le di un beso con todo mi afecto y le dije, "ESTO ES UN BESO". Dame ahora tú uno a mí. Le acerqué mi mejilla, puso sus labios sobre ella, pero en ningún momento se sintió el sonido maravilloso del "mua". Luisito, no sabía dar un beso.

El profundo dolor que me produjo el acontecimiento se agravó cuando a los pocos días vinieron las mismas "autoridades" que lo trajeron y nos dijeron que habían encontrado a su "madre" y que se lo habían de entregar.

No pudimos hacer nada más, sólo podíamos desearle que en todo momento fuera tratado con todo el amor y cariño que se merece y necesita un niño, y que recibiera muchos besos.

Aquel beso inexperto de Luisito, no lo olvidaré jamás y me da la valentía y las fuerzas para pediros a vosotros que de la parte más noble de vuestros corazones fluya un manantial inagotable de besos para él, y para tantos millones de niños que no saben lo que es UN BESO.

Gumersindo Ruiz

Presidente

Publicado por Ruth jueves, 4 de diciembre de 2008

2 comentarios

  1. Alter Says:
  2. Gumersindo ¡mi enhorabuena ! por ser presidente y , puede que, fundador del Hogar de la Luz, toda una vida de altruismo que también has sabido proyectar en tu hija. La experiencia del niño que no sabía besar es muy triste ; deseo que no solo haya curado su herida física , sino también su vacio afectivo y haya aprendido a besar ya...Para ti un abrazo solidariamente cariñoso.
    Alter

     
  3. Mari Cruz Says:
  4. Espero que sigáis teniendo la energía para seguir esta gran labor. Al menos Luisito disfrutó de un beso y abrazo que esperemos no fuera el único.

    Me he tomado la libertad de adjuntaros un post que viene relacionado: http://cruzcoaching.blogspot.com/2009/06/petalo-99-los-abrazos.html

    un abrazo. Mari Cruz

     

Subscribe here

Con tu firma contribuirás a que podamos seguir Ayudando.

Imgp5366
Han actuado 0 personas
Nos faltan 0 firmas

Actúa ahora

Tu nombre
Tu apellido
Tu correo-e
Cód. Postal

Amigos del Hogar de la Luz.

Presentación.

HOGAR DE LA LUZ - . Es una entidad privada de iniciativa social.Trata diversas problemáticas relacionadas con la sociedad actual, teniendo como principal objetivo AYUDAR AYUDANDO, SENTIR SINTIENDO y AMAR AMANDO, a las personas que por diferentes circunstancias padecen algún tipo de marginación o exclusión social. Tenemos más de 30 años de experiencia en drogodependencias, son ya más de 10.000 las personas atendidas por esta problemática, realizando un programa terapéutico destinado a la deshabituación e inserción social de las personas, atendiendo su problemática individual, familiar, judicial, sanitaria y laboral. Todo ello con el propósito de crear los mecanismos necesarios para que la persona pueda vivir sin drogas y se integre en un círculo social donde se sienta plenamente realizado. Además de esta problemática se han llevado a cabo la atención a otros colectivos desfavorecidos, ayuda a la infancia en países subdesarrollados y en Perú creamos una aldea de acogida para niños huérfanos, maltratados, enfermos y abandonados. Distribuimos alimentos a las familias de inmigrantes, acogemos en nuestros hogares a indigentes transeúntes y a ancianos sin recursos económicos. Todo ello con el único propósito de hacer un mundo mejor, más solidario, con un poco más de amor y comprensión. Actualmente,debido a las trabas burocráticas impuestas por la Generalitat de Catalunya, en su departamement d´Acció Social i Ciutadania, al no cumplir con las normas legales que tienen establecidas, no podemos por el momento, ayudar humanitaria-mente a drogodependientes. Puesto que poder hacer frente a sus exigencias legales, supone un coste económico, que por el momento no podemos asumir. Con mucho dolor en nuestro corazón, no podemos AYUDAR AYUDANDO HUMANITARIAMENTE a estas personas tan necesitadas de ayuda. En Cuanto podamos costear económicamente sus exigencias legales, continuaremos ayudándoles. Triste realidad, pero inexplicablemente así lo exigen. Aunque con muchas trabas "legales" Según la Generalitat de Catalunya, que según nuestro parecer atentan contra los Derechos Humanos.
En la actualidad nuestra labor, está centrada, en acoger en nuestro Hogar, a indigentes sin techo, marginados, excluidos sociales, personas que sufren soledad, y cualquier otra problemática humana que necesite apoyo, afecto, comprensión, calor humano, necesidad de sentirse queridos, y poder recuperar su dignidad Humana.
Para esto según la Generalitat de Catalunya, también hay que cumplir unas normativas "burocrático-legales", que tampoco según ellos cumplimos; pero nosotros vamos a seguir ayudando, nuestras conciencias, no nos permiten negarles techo, comida, afecto y ayuda a quien lo necesite.
La Generalitat de Cataluña, después de más de 30 años de haber ayudado a decenas de miles de personas, que se encontraban en las más precarias situaciones, sanitarias, indigencia, marginación, drogodependencias, y un sin fin de problemáticas humanas. Nunca nos dieron ningún tipo de ayuda ni subvención. Y en la actualidad nos han abierto un "expediente sancionador", con la intención de imponernos una alta sanción económica. !! ES INCREIBLE, PERO TRISTEMENTE CIERTO !! Ahora nos quieren cobrar por todo el bien que hemos hecho!!
Pero nosotros, defensores de los Derechos Humanos,seguiremos con nuestra labor, de AYUDAR AYUDANDO.

Colaboradores

¿Qué hora es?

Contador


Estadisticas de visitas